26 de Octubre de 2013

Jóvenes Emprendedores

Acabo de encontrar un artículo publicado por la revista Forbes, que analiza el caso de Isabella Weems, el último de una serie de artículos que he venido leyendo acerca de los jóvenes emprendedores.  Isabella es una adolescente de Arizona, que pidió a sus padres que le compraran un automóvil. Hasta ahora una historia muy normal, ¿verdad? Y sus padres básicamente le dijeron que si quería un vehículo, trabajara y ganara el dinero para comprárselo. Y eso es justamente lo que Isabella hizo. Tenía una idea y, con solo 14 años de edad y un poco de dinero, trabajó arduamente para hacerla realidad. Ella es ahora la orgullosa fundadora de Origami Owl, una compañía que fabrica joyas de diseño y que generó 24 millones de dólares de ingresos en el año 2012. Este año espera alcanzar los 250 millones de dólares, según informa la compañía.

(Para leer el artículo original, haz click en este enlace: http://www.forbes.com/sites/karstenstrauss/2013/10/22/250-million-for-a-14-year-olds-big-idea-origami-owl/?utm_campaign=forbestwittersf&utm_source=twitter&utm_medium=social)

El caso de Isabella, aunque asombroso, no es el único. Muchos de los más exitosos emprendedores son adolescentes. A continuación algunos ejemplos interesantes:

Adora Svitak, 12

Ha publicado dos libros y ha evolucionado, aprovechando su éxito como escritora, para distinguirse también como oradora y capacitadora. Ha hablado en más de 400 escuelas y se  ha presentado a la conferencia anual de TED. También ha participado en programas de televisión como Good Morning America y  ha sido entrevistada en CNN.

Farrhad Acidwalla, 16

Este emprendedor hindú ha creado Rockstah Media, una compañía de avanzada dedicada al desarrollo de páginas web, marketing, publicidad y posicionamiento de marcas.

Mark Bao, 17

Este estudiante de bachillerato ha creado 11 compañías basadas en la web (y ha vendido ya 3 de ellas), además de crear tres fundaciones sin fines de lucro.

Philip Hartman, 15

Philip es un estudiante de bachillerato que a los 15 años estudia en su casa. En 2008 ganó el premio al Inventor Joven del Año,  por inventar un nuevo sistema para fusionar fibras ópticas. Su último invento consiste en un aparato que emite vapor de agua para descongelar parabrisas de automóviles en alrededor de 15 segundos.

(Más detalles en: http://juniorbiz.com/top-25-young-entrepreneurs#sthash.dKxxhrfg.dpuf )

Todos estos chicos han tenido éxito en diferentes áreas. Todos ellos vienen de diferentes contextos sociales. Algunos de ellos pueden haber recibido el apoyo incondicional de sus padres, mientras que en otros casos puede no haber sido así. Es posible que algunos de ellos hayan encontrado que la escuela era dura o no encajaban en el grupo y eran considerados como extraños. Pero, es posible que otros no hayan tenido problemas de socialización y hayan sido apreciados por todos. Entonces, cabe preguntarse, ¿qué tienen en común todos ellos?

Si asistes a la cumbre de la Fundación Thiel, podrás estar en contacto con muchos de estos jóvenes emprendedores y encontrar una respuesta a esta pregunta. La Fundación Thiel fue creada por Peter Thiel, para  fomentar la innovación y para cuestionar el status quo de la formación superior. Peter Thiel fue cofundador de PayPal, así como uno de los primeros inversores de Facebook y presidente de la firma de inversión de capital de riesgo Founders Fund.

¿Qué es, entonces, lo que hace que estos adolescentes sean tan exitosos a tan temprana edad?

No es su alto coeficiente intelectual, ni la presencia de personas exitosas en su entorno familiar, ni el apoyo recibido por su familia en esta aventura empresarial. Tengo que estar de acuerdo con Romain Vakilitabar (autor del artículo publicado en la cumbre de la Fundación Thiel, denominado ¿Qué tienen en común todos los emprendedores exitosos?) cuando dice que estos chicos llegan lejos porque son "hacedores". Tienen una idea y trabajan para llevarla a la práctica, sin temor a fracasar, a perder dinero o a lo que dirán los demás. Tampoco esperan a que llegue el "momento ideal", lo hacen ya. ¿Por qué esperar hasta tener un título universitario si puedes hacerlo ahora?

Debemos tener en cuenta también que estos adolescentes han crecido en una sociedad que cambia a gran velocidad, rodeados de tecnología y que no tienen las ideas preconcebidas de generaciones anteriores, de que antes de establecer un negocio (tradicional) tienes que tener un local, dinero, etc. ¿Por qué no hacer negocios online? Pregunta a Mark Zuckerberg qué piensa de este nuevo concepto.

Ellos han llegado donde están en este momento, porque tuvieron el coraje de dar un paso adelante y hacer sus sueños realidad. ¡Piensan en grande y van a por ello!

 

María Alejandra Uccello Fernández

Co-fundadora de Global Virtual Professionals


Facebook Twitter Google LinkedIn